jueves, 1 de diciembre de 2011

Uso de la bandera y el escudo en la Presidencia de Colombia - ensayo






























Bandera y escudo de Colombia de uso en la Presidencia

Ensayo

Piedad Maya C.

Basta dar una mirada escrutadora al uso de los símbolos patrios —bandera y escudo— en la Presidencia de la República, los ministerios y los institutos descentralizados de Colombia, para darse cuenta de las violaciones a la normativa vigente, por la apropiación de aquellos a los que no les corresponde el uso de la bandera con escudo y por la variedad de formas, tamaños, textos y soportes; no se sabe si por desconocimiento o por la falta de instrucciones al proveedor: costurera, publicista, diseñador gráfico o gestor de eventos.

¿Para qué se dictan leyes y decretos si no se respetan? ¿Tienen el suficiente conocimiento en protocolo y semiótica los encargados de protocolo y ceremonial de la Presidencia y la Casa Militar? ¿A Avanzada de Protocolo le basta con que estén las enseñas y no tanto que llenen los requisitos legales? ¿La oficina de la Alta Consejería para las Comunicaciones sí propende por la buena imagen simbólica de Colombia ante propios y el mundo, en los soportes físicos y virtuales? ¿Será que cada período presidencial se distinguirá por un escudo distinto?

Según el artículo 12 del Decreto 1967 de 1991: “La bandera nacional con escudo incorporado, solamente podrá ser usada por el Presidente de la República y los Cuerpos Armados de la Nación, denominándose Bandera de Guerra para este caso.[1] El Escudo de Armas de la República de Colombia solo se usará en la bandera nacional del Presidente de la República, en las banderas de guerra...[2]

La bandera de guerra de uso en el Ejército… llevará en el centro el escudo de armas de la República, enmarcado en una circunferencia de terciopelo rojo de cinco centímetros de ancho y de cuarenta centímetros de diámetro en su parte exterior, dentro del cual se inscribirá, en letras de oro, el nombre del cuerpo de tropas a que pertenece.”[3] Es importante resaltar que una bandera militar o bandera de batalla, es una variante de una bandera nacional para su uso de las fuerzas militares de la nación sobre la tierra.[4]

La Bandera de Guerra en Colombia va puesta en un asta de madera barnizada de negro con un extremo superior terminado en punta de lanza dorada y donde se enasta, lleva un lazo de cinta tricolor con extremos colgantes terminados en flecos de hilos de oro.

De acuerdo con el Reglamento de Ceremonial Militar de Colombia, las Fuerzas Militares usan la bandera de guerra para formaciones de parada y desfiles, reconocimiento de autoridades militares, ceremonias militares especiales, formaciones en maniobras o ejercicios de campaña, en acción de guerra o cuando tropas colombianas tengan que actuar en actos del servicio en el exterior.

Así mismo tienen derecho al uso de la bandera de guerra: “El Comando General de las Fuerzas Militares, los comandos de Fuerza, los comandos de Unidad Operativa y comandos equivalentes en la Armada y Fuerza Aérea, los institutos de formación y capacitación de oficiales, las unidades tácticas y equivalentes en la Armada y Fuerza Aérea y las demás unidades que dentro de la organización militar, estarán constituidas como unidades independientes o que por su misión como unidades destacadas, se puedan considerar como tales. La unidad mínima con derecho al uso de la Bandera de Guerra, es la unidad fundamental y unidades equivalentes en la Armada y Fuerza Aérea.”[5]

La Ley 12 de 1984, en su artículo 3º describe la forma del escudo de Colombia y en ninguna parte contempla que se enmarque en círculo alguno —excepto para la bandera de guerra que lo contempla el Decreto 861 de 1924— o que las palabras Libertad y Orden se escriban en la parte inferior:

“El Escudo de Armas de la República tendrá la siguiente composición: el perímetro será de forma suiza, de seis tantos de ancho por ocho de alto, y terciado en faja. La faja superior o jefe, en campo azul, lleva en el centro una granada de oro abierta y graneada de rojo, con tallo y hojas del mismo metal. A cada lado de la granada va una cornucopia de oro inclinada y vertiendo hacia el centro monedas, la del lado derecho, y frutos propios de la zona tórrida, la del izquierdo. La faja del medio, en campo de platino lleva en el centro un gorro frigio enastado en una lanza. En la faja inferior, representativa de la privilegiada situación geográfica del país quedará como figura actualmente en nuestro Escudo. El Escudo reposa sobre cuatro banderas divergentes de la base, de las cuales las dos inferiores formarán un ángulo de noventa grados, y las dos superiores irán separadas de las primeras en ángulos de quince grados; éstas van recogidas hacia el vértice del Escudo. El Jefe del Escudo está sostenido por una corona de laurel pendiente del pico de un cóndor con las alas desplegadas que mira hacia la derecha. En una cinta de oro asida al Escudo y entrelazada a la corona, va escrito en letras negras mayúsculas, el lema Libertad y Orden.”[6]

Son diferentes las versiones de las banderas ubicadas detrás del presidente en sus apariciones públicas: en la Casa de Nariño son cuatro, con el escudo derecho y ladeado y con las leyendas en el círculo rojo que lo enmarca: “República de Colombia” en la parte superior; “Colombia, Libertad y Orden”, “Presidencia”, o “Casa de Nariño”, en la parte inferior; y fuera de la sede presidencial, en las reuniones donde asiste como invitado, según la bandera que posea o pida prestada el anfitrión, pero siempre bandera de guerra, a veces en un asta con punta de lanza y lazo tricolor, que es una forma destinada a las Fuerzas Armadas[7].

El escudo de Colombia se ha intervenido agregándole las frases “República de Colombia, Libertad y Orden”, visible en tres modelos de atril que usa el Presidente; en los banners[8] de las páginas web de la Presidencia y la Vicepresidencia, enmarcado en círculo rojo; en el Ministerio de Relaciones Exteriores, enmarcado en círculo azul; y en los demás ministerios, en la parte inferior.

Gran parte del problema radica en que la Casa Militar, de acuerdo con las necesidades que determine la oficina de Protocolo de la Secretaría Privada de la Presidencia, provee con sus propias banderas, las de guerra, las apariciones del señor Presidente en sus alocuciones en la Casa de Nariño, y se encarga de su Avanzada de Protocolo en otras ciudades. Seguro que también se encarga de la proveeduría de banderas de guerra que entrega el Presidente a las delegaciones deportivas que representan el país.

Los proveedores llámense costureras, publicistas, diseñadores gráficos y gestores de eventos, aunque suene exagerado, son los que están manejando el simbolismo de la Presidencia de la República y sus ministerios, que por cierto, así cada uno tenga independencia en la organización de su página web, obran como rueda suelta en la utilización diferente de la forma y la ubicación del escudo: lo normal es que haya unidad en los símbolos, colores, ubicación y fondo, como es lo normal en otros países.

Algunos aducen que como el Presidente de la República es el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la República[9], por derecho propio le corresponde la bandera de guerra; sí, en una guarnición militar, pero no en las apariciones ante los ciudadanos, porque sucede que es primero Presidente y su bandera como lo dice el Decreto 1967 de 1991, “llevará el Escudo de Colombia”; es decir, solo, no enmarcado en círculo rojo como la bandera de guerra. Por esa razón se le agregan cuatro frases diferentes dentro del círculo rojo y como la Presidencia no es un cuerpo de tropas ni una unidad,[10] he ahí la confusión.

Es necesario aclarar que esta situación viene de años atrás y traer a cuento que en el año 2002, el presidente Álvaro Uribe Vélez pagó a la firma Duque Imagen Ltda., la suma de $26.100.000, mediante orden de servicios 170-2001 por: “Elaboración de un Manual de uso de la bandera y el escudo de Colombia”, de lo que no existe ningún acto administrativo que lo apruebe. Este fue un trabajo publicitario que, entre otros puntos, buscó pulir el escudo de Colombia más apropiado para impresiones, sin tantas líneas confusas como el original; cambio que está bien, porque el escudo no sufrió ninguna alteración sustancial. Tal medida fue demandada mediante Acción Popular que resultó denegada, pues lamentablemente el demandante se fijó solo en el dibujo mas no tuvo en cuenta estos errores graves: Adición en su parte inferior de la frase: “Libertad y Orden”. Según averiguaciones telefónicas con funcionarios de la Presidencia, adujeron orden verbal del Presidente Uribe, luego no estaba contemplado en la propuesta del publicista. Intervención con un círculo azul exterior y la recomendación de que se use en embajadas: “República de Colombia, embajada”; esto es, como si fuese escudo de bandera de guerra, pero azul; para uso en fachadas, en atril y en documentos. Lo normal en las fachadas de toda embajada, es el escudo del país respectivo sobre un soporte en lámina, blanco y redondo. Creación de backing[11] para alocuciones presidenciales con la bandera como soporte del escudo enmarcado en círculo rojo, como bandera de guerra y con la frase “Libertad y Orden”. Continuación del escudo enmarcado en círculo rojo para uso en el atril del Presidente, con las palabras “Libertad y orden”, texto que riñe con el de la bandera de turno, cuya variedad contempla cuatro frases, como se mencionó antes.

Con dolor de patria se elevaron varios Derechos de Petición a la Oficina de Prensa durante el gobierno Uribe. Como el tema resulta complejo y requiere investigación, las respuestas han sido poco estudiadas, pero eso sí, con reconocimiento a las “valiosas observacionesy con promesas incumplidas como que se van a tomar medidas, cuando no que “las páginas web de la Presidencia de la República y sus programas cumplen a cabalidad con los requisitos que se establecen en el Decreto 1151 del 14 de abril de 2008; —establece lineamientos de la estrategia de Gobierno en Línea— y del Manual de Identidad Visual para la Presidencia, Ministerios y otras entidades del Estado”. De eso no se está hablando, pues la Ley 12 de 1984 y el Decreto 1967 de 1991, son muy claros en cuanto al uso de los símbolos patrios.

También, por parte de la autora de este escrito, se han elevado cartas a la Alta Consejería para las Comunicaciones, del actual gobierno, encargada de la imagen de la Presidencia, sumándole una exposición visual, de manera personal, con todos los errores que comete la Presidencia en manejo de símbolos patrios y escenificación.

La respuesta de octubre de 2010, hace alusión a que “…la imagen virtual institucional de la Presidencia de la República de Colombia se ha venido modificando desde el 7 de agosto del presente año; en relación con los ministerios y las demás entidades del Estado del orden nacional y se está trabajando sobre la materia, acomodándose al estilo del nuevo gobierno, lo cual se puede ver plasmado actualmente en los portales web. En cuanto a los soportes físicos se están utilizando los mismos formatos y se estudia la posibilidad de hacer algunos ajustes, de lo cual le estaremos informando si así lo requiere. En cuanto al uso de los símbolos patrios nos ceñimos a lo establecido en la Ley 12 de 1984, reglamentada por el Decreto 1967 de 1991 “por el cual se reglamenta el uso de los símbolos patrios; la bandera, el escudo y el himno nacional, dándose estricto cumplimiento a las mencionadas normas”.

Esta respuesta muestra la falta de claridad que existe en la mayoría de funcionarios que creen conveniente hacer modificaciones de imagen, con la alteración de los símbolos bandera y escudo y adiciones de slogans de gobiernos de turno transitorios, como si el Estado no fuese uno, permanente. Bien lo dice el doctor Jorge Vélez García,[12] en concepto solicitado por la Academia Colombiana de la Lengua: “Los símbolos de cualquier nacionalidad han sido, en todas partes y a través del tiempo, categorías intocables. Son objetos ideales en el más puro sentido de la palabra: la conciencia del pueblo los ha sacralizado colocándolos en el sitio más entrañable, más recóndito y por ello más inconmovible de sus “ethos”.[13]

Desde que se han elevado las quejas a los organismos encargados, se han tocado las puertas de la Academia Colombiana de Historia “órgano consultivo del Gobierno Nacional, velando siempre por la conservación del patrimonio cultural y teniendo como principal objetivo el estudio cuidadoso y el análisis de la historia de Colombia, desde los tiempos prehispánicos hasta el presente[14]con el consejo de que no se insista más en las quejas a la Presidencia—. En realidad, esta institución debería ser la doliente y la llamada al reclamo, o al menos, al acompañamiento del mismo.

La Presidencia de la República es un referente para el uso correcto de los símbolos patrios, pero con la tergiversación de normas y conceptos, se crea descontrol en los ciudadanos que, al reclamarles por la apropiación de una bandera que no les pertenece —de guerra—, la consabida respuesta es: “así lo hace la Presidencia”; en los organismos internacionales que deben elevar consultas porque encuentran tal variedad de formas y tamaños en el escudo puesto, que no saben cual prever en cumbres y similares; y en los visitantes de las páginas virtuales de la Presidencia y sus ministerios, que observan falta de unidad en imagen de país en la ubicación y diseño de sus símbolos puestos en las banners,[15] y en las banderas que respaldan al Presidente.


[1] COLOMBIA. PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA. Decreto 1967 del 15 de agosto de 1991, “Por el cual se reglamenta el uso de los símbolos patrios: La Bandera, el Escudo y el Himno Nacional”, art. 8º.

[2] Ibid. Art. 12º

[3] Ibid. Decreto 861 de 1924, art 3º.

[4]WIKIPEDIA. en.wikipedia.org/wiki/War_flag

[5] COLOMBIA. Comando General de las Fuerzas Militares. Disposición 005 de 1984, p 15 y 16

[6]COLOMBIA. CONGRESO NACIONAL. Ley 12 de 1984. Art. 3º

[7] SERRADOR Y AÑINO, Ricardo. Iniciación a la Vexilología. P. 35

[8] Banderolas

[9] COLOMBIA. CONSTITUCION NACIONAL. Artículo 189, numeral 3.

[10] Fracción, constitutiva o independiente, de una fuerza militar.

[11] Telón de fondo

[12] Académico de la Lengua y Presidente de la Academia de Jurisprudencia.

[13] CACUA PRADA, Antonio. Los símbolos patrios. P. 15

[14] ACADEMIA COLOMBIANA DE HISTORIA. http://www.academiahistoria.org.co

[15] Banderolas

No hay comentarios.: